Saltar al contenido

Bonsáis

bonsáis

El arte del cultivo de bonsáis se remonta a más de mil años y no tiene nada que ver con cualquier otra faceta de la horticultura. El cultivo de bonsáis significa «el cultivo en recipiente» e implica la manipulación de plantas para crear formas ideales en miniatura, de acuerdo con unos códigos prefijados. Entre los estilos de bonsái más populares se encuentra el estilo vertical formal (un árbol con un único tronco vertical) y el estilo rafees sobre roca ( las raices jóvenes se deslizan entre las rocas hasta alcanzar la tierra del recipiente).

Las plantas también se manipulan con el fin de recrear el efecto de los puntos de luz y de la madera muerta usando pequeñas herramientas mecánicas para retirar la corteza y el cámbium.

Control del crecimiento de los bonsáis

El método principal para controlar el crecimiento es el recorte anual de las raíces: se saca la planta del recipiente, se retira la tierra de entre las rafees, se poda de un cuarto a un tercio de las raíces y se vuelve a plantar con abono fresco. El control del tamaño de las hojas se lleva a cabo pinzando algunos o todos los primeros brotes, lo que da lugar a la aparición de unos segundos brotes de hojas de menor tamaño.

Iniciación en la técnica del bonsái

Aunque la mayoría de los bonsáis son muy apreciados y muy valiosos, no hay nada que detenga a los más entusiastas en su afán de experimentación. Si se está iniciando, es recomendable empezar con plántulas de árboles, más económicas y más fáciles de obtener a partir de semillas, así como, por supuesto, más accesibles. Si echa un vistazo a las creaciones de los especialistas, se hará una idea de lo que se puede llegar a conseguir, aunque las habilidades necesarias son considerables.

Bonsáis a la venta

Aquí te mostramos unos cuantos bonsáis que nos han encantado por si quieres adquirir esta planta maravillosa para tu casa.

Índice