Saltar al contenido

Poda y mantenimiento

poda

Es necesario una buena poda y mantenimiento de nuestro jardín. Además una buena parte de la diversión que deriva de tener un jardín surge de la sensación de plenitud y satisfacción que produce trabajar activamente en él. Hay muy pocas plantas ornamentales, si es que hay alguna, que den sus mejores resultados sin ningún tipo de intervención; en este capitulo vamos a tratar cómo obtener lo mejor del jardín a partir de su correcto mantenimiento.

Poda según tipo de planta

A menudo, la poda se convierte en un motivo de preocupación para no pocos jardineros inexpertos: ¿Qué necesitad hay de podar? ¿Qué plantas hay que podar? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué? Asimismo, ¿cuál es la mejor época del año para llevar a cabo el mantenimiento de un arriate? ¿Qué comporta este último?

Un cuidado adecuado de las plantas del jardín hará que vivan el máximo tiempo posible, que florezcan y den frutos; permitirá reducir los riesgos de padecer plagas y enfermedades, y mantendrá el jardín en excelentes condiciones. Después de todo, ésta es la verdadera esencia de la jardinería.

Mantenimiento de tu jardín

El mantenimiento de los arriates permite poner en práctica buena parte de los conocimientos de jardinería que hemos visto hasta ahora. Entender cómo crecen las plantas y cuáles son los factores que influyen en su salud y en su crecimiento resulta muy útil a la hora de identificar y dar solución a los problemas más comunes que puedan surgir durante el proceso de mantenimiento.

Saber de qué tipo de suelo dispone le permitirá hacerse una idea de cuándo debe llevar a cabo determinadas tareas, como el acolchado o la propagación de las plantas. Cuanto más trabaje el jardín, más ampliará sus conocimientos y mejor entenderá el funcionamiento de las plantas, del jardín y de la jardinería en general.

Índice