Saltar al contenido

Cultivo de plantas de interior

cultivo plantas interior

De todas las plantas que se cultivan dentro de una casa y alrededor de ella, las plantas de interior son, sin duda, las más vulnerables para el cultivo. Esto es debido a una serie de factores relacionados con la calefacción y el aire acondicionado.

Estos factores crean condiciones de crecimiento y cultivo adversas para las plantas de interior, a la vez que deshumidifican la atmósfera. Además tener en cuenta el hecho de a la hora del cultivo la mayoría de las plantas de interior permanecen en el mismo sustrato gastado durante muchos años seguidos. Todo ello completa la fórmula para el fracaso.

Por suerte, buena parte de las plantas de interior que hoy en día están a la venta destacan por su capacidad para desarrollarse. Incluso a pesar del abandono del que puedan ser objeto por parte de sus cuidadores.

Pero éste no debe ser necesariamente el caso, ya que con unas pocas atenciones regulares y las ocasionales intervenciones oportunas es posible cultivar plantas de interior. De forma que alegren el hogar con su color, su follaje y su forma.

Plantar una planta de interior

  1. Elija una maceta del tamaño suficiente como para albergar la planta y proporcionarle algo de espacio adicional para nuevas raíces. Coloque sustrato fresco en el fondo de la maceta (preferiblemente una mezcla a partes iguales de turba y humus, ya que no se seca con rapidez).
  2. Extraiga la planta de la maceta de plástico en la que la ha adquirido y colóquela en la nueva maceta, procurando no dañar las raices.
  3. Añada tierra alrededor de la base de la planta y prénsela bien con las yemas de los dedos.
  4. Riegue con generosidad la planta con una regadera. Un riego regular es imprescindible: lo más importante con la mayoría de plantas de interior es impedir que el sustrato se seque completamente.

Trucos y consejos para el cultivo de una plantas de interior

Replante. Cuando compre una nueva planta (por lo general en una maceta de plástico), replántela en una maceta de un tamaño mayor (mejor si no es de plástico). Si quiere que la planta crezca, aumente el tamaño de la maceta cada año hasta que la planta alcance la medida deseada. Si, por el contrario, quiere que mantenga el tamaño que tenia cuando la adquirió, déjela en la maceta durante más tiempo.

Vacaciones En verano, coloque las plantas en el exterior y aclimátelas de forma gradual; sáquelas durante el dla y vuélvalas a situar dentro por la noche. No empiece exponiéndolas directamente al sol.

Remojado. Si se olvida de regar una planta o si se va de vacaciones y la tierra se seca, llene una jarra con agua y añádale unas gotas de lavavajillas.

Correcta ubicación Asegúrese de colocar las plantas en el lugar adecuado. A muchas plantas de interior no les gusta la luz solar directa, mientras que otras crecen sin problemas con los altos niveles de humedad que hay en un baño. Lea siempre la etiqueta de la planta

y ublque la según se indique.

Índice