Saltar al contenido

Tomates

tomates

Las tomateras son plantas anuales excelentes para la jardinería doméstica, ya que pueden cultivarse al aire libre, para producir tomates en macetas o en invernadero con relativa facilidad y ocupan poco espacio.

Existen nuevas variantes, más compactas, que son lo bastante pequeñas como para cultivarse en interiores o en el alféizar de una ventana,sin por ello sacrificar la cosecha. También, los factores clave para el cultivo de los tomates son el riego y el abono:el abono o un suelo rico aumenta la producción de ramas y hojas en detrimento de la producción de frutos, y un exceso de agua estropea el sabor de los tomates.

Tipos de tomate

Entre las variantes de tomate destaca el famoso «Moneymakern, que puede cultivarse tanto en interiores como en exteriores; «Green Sausage», un tipo de tomate poco habitual y muy decorativo (sobre todo en ensaladas) y apto para su cultivo en recipientes, y «TinyTim», una variante muy compacta que puede cultivarse sin problema en el alféizar de una ventana.

Cultivo de tomates

Siembra
Las semillas del tomate requieren temperatura mínimas de 16ºC para poder germinar. Siémbrela en un invernadero cálido a partir de mediados de invierno o en un invernadero sin aclimatar a partir de mediados de primavera.
Cosecha
Coseche los tomates a medida que vayan madurando, cortando el tallo justo por encima del fruto.
Cuidados
                Añada fertilizante liquido equilibrado hasta que las plantas se hayan establecido; cuando aparezcan las flore., cambie a uno rico en potasio. En periodos secos, riegue las plantas en abundancia, pero sin excederse.
Plagas y enfermedades
Pueden atacar a la planta la mosca blanca, los áfidos y la arañuela roja. La podredumbre apical es consecuencia de una falta de calcio asociada a un riego inconsistente y produce unas manchas oscuras en la base del fruto. Un riego inconsistente puede provocar, ademas que los tomates se abran.

Índice